En Vivo

8:00pm - Media noche
'Música Continuada'

¿Qué es una úlcera péptica o de estómago?

¿Qué es una úlcera péptica o de estómago?

La úlcera péptica, también conocida como úlcera de estómago, es una lesión constituida por una llaga abierta o una sección de carne viva en el revestimiento del tracto digestivo.

-> ESCUCHA RADIO LA INOLVIDABLE EN VIVO AQUÍ

Este padecimiento está dividido en dos clasificaciones distintas:

Úlcera gástrica: es la que aparece directamente en el estómago. Úlcera duodenal: que afecta la primera región del intestino delgado.

La causa más común detrás de la úlcera péptica es una infección bacterial en el estómago; específicamente la contraída por la bacteria Helicobacter pylori (H pylori). Aunque esta no siempre es la causa de la enfermedad, pues hay otros factores que pueden llevar a tener una y el síndrome de Zollinger-Ellison también puede producirlas.

Los agentes externos que pueden incrementar la posibilidad de padecer una úlcera péptica son los siguientes:

Consumo excesivo de alcohol. Uso frecuente de ácido acetilsalicílico (aspirina), ibuprofeno o antiinflamatorios no esteroides. El cigarrillo y masticar tabaco. Tratamientos que incluyan radiación. Picos de estrés.

Los síntomas asociados a este padecimiento son pocos y en el caso de úlceras pequeñas podrían no presentarse; alrededor del 75% de los pacientes con este problema no sufren los síntomas.

Algunas de sus señales son:

Dolor por ardor estomacal Sensación de estar lleno, inflamado y con gases. Intolerancia a las comidas grasosas Acidez estomacal Náuseas

En casos más graves, si no se trata a tiempo o es exacerbada por otros factores, la úlcera péptica puede causar la aparición de sangre en las heces o en el vómito, cambios de apetito y pérdida de peso sin explicación aparente.

Lo más recomendable es que tras la aparición de cualquiera de los síntomas, leves o graves, te dirijas a un especialista que se encargue de hacer el diagnóstico y recetarte el tratamiento adecuado. Dependiendo del origen de la afección, tu médico podría indicar el uso de antibióticos, protectores gástricos e incluso un cambio de dieta.

Más de Salud